Abarrotada La Parada – Frontera Plus

Abarrotada La Parada

Los pasos fronterizos amanecerán cerrados este sábado. La medida se extiende hasta el domingo, a la medianoche


Por Jonathan Maldonado
Los servicios formales e informales han hallado mayores clientes antes del cierre de frontera. La Parada, corregimiento comercial neogranadino, así lo evidenció este jueves, durante las horas diurnas.
Mientras algunos ciudadanos buscaban ávidamente el servicio de un carretillero, otros se iban montando en uno de los tantos taxis que ofrecen la ruta hasta la ciudad de Cúcuta.
Las busetas también registraron mayor movimiento. El tiempo de espera de cada servicio disminuyó notablemente frente al gran número de ciudadanos que frecuentaron la zona.
El puente internacional Simón Bolívar, el más concurrido de la frontera colombo-venezolana, amanecerá cerrado este sábado por las elecciones previstas en Colombia, al igual que los demás pasos formales entre Colombia y Venezuela.
La medida de cierre, anunciada por el vecino país, será de dos días. Ya el lunes, 14 de marzo,  desde las 6:00 a.m., los tramos binacionales retomarán nuevamente el flujo de transeúntes.
Coro Nova, de 45 años, acudió este jueves a una cita médica en Colombia. Cruzó en horas de la mañana y, una vez arribó a La Parada, tomó uno de los taxis por puesto.
Antes de montarse en el vehículo conversó rápidamente con el equipo reporteril de La Nación: «He visto mayor movimiento. Los carros se están llenando fácilmente, pues la llegada de personas es mucho mayor, en comparación con otros días», arguyó la dama.
Nova esperaba estar en horas de la tarde en San Antonio del Táchira, para buscar el transporte hacia la ciudad de Rubio. «Siempre lo agarro en las calles adyacentes a la avenida Venezuela», dijo.
«A 20 mil pesos para San Cristóbal. Me quedan dos puestos para salir», gritaba uno de los tantos transportistas venezolanos que cruzan a Colombia a buscar pasajeros.
De este grupo, los hay tanto formales como informales. Todos están alertas para salir lo antes posible con su carro lleno de pasajeros. «Solo me falta uno, y nos vamos», gritaba otro conductor en las cercanías del puente, lado colombiano.
Los establecimientos de la zona también lucieron más concurridos. La gente ha aprovechado para comprar los artículos que requieren. Muchos, antes de pasar por estos puntos, se dirigen a las casas de cambio.
El dinamismo descrito, sin duda, mermará el fin de  semana y se reanudará, si todo transcurre como está previsto, el lunes.