Aeropuerto Internacional de San Antonio espera por reactivación de vuelos comerciales – Frontera Plus

Aeropuerto Internacional de San Antonio espera por reactivación de vuelos comerciales

Parte de la fachada del aeropuerto debe ser recuperada


El Dato
En un día han llegado hasta tres o cuatro vuelos privados al aeropuerto de San Antonio


Jonathan Maldonado


Un sonido estruendoso alertaba que un avión estaba a punto de arribar al Aeropuerto Internacional Juan Vicente Gómez, ubicado en la frontera.
Los niños, en ese entonces, sin tanta dependencia de los aparatos tecnológicos, salían a los patios de sus casas a presenciar cómo el avión comercial, aún surcando el cielo, se disponía a aterrizar.
Pero más allá de la atracción para los pequeños, el aterrizaje o despegue de un nuevo avión daba muestras del dinamismo natural que se vivía en el municipio Bolívar, y que también se ratificaba en su hermana jurisdicción, Pedro María Ureña.
En la actualidad, los vuelos comerciales siguen paralizados. A la pista de aterrizaje solo llegan avionetas privadas o del Estado.
En días recientes, el aeropuerto fue noticia por el arribo de dos hombres, ambos de nacionalidad colombiana, quienes llegaron a la terminal aérea para ser expulsados.
Ambos casos se dieron en fechas distintas. Uno por el delito de homicidio (entregado a las autoridades neogranadinas el 9 de marzo), y el otro por el de delito de  drogas (expulsado el 6 de abril).
El equipo reporteril de La Nación consultó a la alcaldesa Sandra Sánchez en torno a una posible reactivación del aeropuerto. Dijo que ha habido reuniones con el gobernador Freddy Bernal, representantes de Bolivariana de Aeropuertos (BAER) y el encargado de la Zona Económica Especial Fronteriza (ZEEF), Carlos Trómpiz, con el propósito de avanzar en este punto.
Aunque no dio fecha exacta, Sánchez indicó que la idea es arrancar con un vuelo comercial diario que permita ese impulso económico que tanto espera la frontera y, en especial, San Antonio del Táchira.
Y es que las instalaciones se niegan a quedar en el olvido. Al igual que la reactivación comercial sobre los puentes internacionales, poner en marcha el aeropuerto es una cuenta pendiente con los residentes de las localidades fronterizas.
En este sentido, el exalcalde del municipio Bolívar, William Gómez, otra de las fuentes consultadas por La Nación, precisó que durante su gestión (2018-2021) se hicieron varias solicitudes al Ejecutivo nacional, y al Ministerio del Transporte, para la reactivación del aeropuerto de San Antonio.
Recordó que, en una oportunidad, junto al alcalde de Ureña, Jhon Carrillo, acudieron a la sede del Ministerio del Transporte, en la ciudad de Caracas, donde les informaron, en una de sus oficinas, que no tenían muchos detalles del por qué seguían inoperativos los vuelos comerciales.
«En ese momento, solo nos hablaron de la complejidad del aeropuerto, al momento del aterrizaje, y de unas normativas de la aeronáutica internacional», resaltó Gómez.
El exalcalde recalcó que fue tanta la insistencia de su parte en torno al aeropuerto, que le indicaron, desde el Gobierno nacional, que era un asunto de seguridad nacional, por recomendación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).
Dejó claro que las instalaciones cuentan con los organismos de seguridad requeridos, así como con los técnicos y operadores de las torres de control. «Los vuelos comerciales ayudarían a reimpulsar lo que he calificado como el dinamismo natural fronterizo, que en otros tiempos se vivía en esta zona», apuntó.
Gómez enfatizó en que la reactivación del aeropuerto traería consigo la generación de empleos formales y una cadena de beneficios para otros sectores, como el transporte terrestre, los hoteles y restaurantes. «Pudieran comenzar con vuelos en ciertos días a la semana», sugirió.
«Si queremos que la frontera se reactive, no solo es importante la entrada del transporte extraurbano a la frontera, sino también el ingreso de vuelos comerciales», agregó a modo de colofón.

Instalaciones deterioradas

Durante un recorrido que hizo el equipo reporteril de La Nación por la fachada del aeropuerto, se pudo evidenciar el deterioro de la misma.
Hay un tramo de la malla que se encuentra caído y da acceso, a cualquier persona, a la pista de aterrizaje y despegue. Hacia las cercanías de la pista se divisa una maleza que va en ascenso y quita visibilidad a quien desee apreciar ese punto.
Una fuente consultada indicó que dentro de las instalaciones también hay muchas fallas, pues los aires acondicionados no sirven y los techos presentan serios problemas.
Cree que el dinero que entra de los vuelos privados debería ser invertido en la recuperación de un aeropuerto de gran importancia para la frontera y el país.
No sabemos si el sonido estruendoso de los aviones volverá a ser de interés para los niños, pero lo que sí sería innegable es que su retorno reactivaría una frontera aún adormecida por las sacudidas que ha recibido.