Alarma en Gremio hotelero por excesivo cobro del agua – Frontera Plus

Alarma en Gremio hotelero por excesivo cobro del agua

La capacidad hotelera se ubica entre 5 a 20 %


Jonathan Maldonado


El gremio hotelero de la frontera se siente asfixiado. De 60 bolívares aumentó a 450 el pago del recibo del servicio de agua potable. El último monto los puso contra la pared, llegó en 938 bolívares.

Ese sorpresivo incremento los llevó a reunirse este viernes, 9 de diciembre, en el Hotel Colonial, donde pidieron la presencia del equipo reporteril de La Nación. «Nuestra capacidad hotelera oscila entre 5 a 20 %», remarcaron, para dejar por sentando que no ha habido aumento de usuarios pese a la reapertura comercial del pasado 26 de septiembre.

Los hoteleros han ido a la oficina de Hidrosuroeste. Allí, tal como se los pidió el encargado de la sede, llevaron por separado una carta en la que manifestaban su descontento frente al aumento exorbitante del servicio.

El gremio alega que no está en condiciones para responder al pago de tan altos montos, cuando siguen subsistiendo en medio de un municipio (Bolívar) que sigue desolado y en contraste al gran movimiento que hay en La Parada y en Cúcuta.

Otro punto que expusieron es que no cuentan con medidores del agua y el servicio llega una o dos veces al mes, todo depende de la ubicación del hotel «¿En qué se está basando la institución para poner tan elevados montos, cuando hay un servicio tan precario y nosotros, como gremio, no hemos despegado aún?», se preguntaron.

Los cerca de 15 hoteleros que acudieron a la reunieron, de los 25 formales que posee el gremio, no entienden la indolencia de las autoridades frente a un sector formal que no termina por ver una luz en el camino.

«Los montos de los recibos no se ajustan a la realidad que estamos viviendo», continuaron enumerando como lista de argumentos para solicitar a la Alcaldía y Gobernación que eleven estas solicitudes a los responsables.

El gremio no quiere verse obligado a bajar las santamarías en un escenario donde más del 80% del comercio sigue paralizado. «Hemos resistido a más de siete años de cierre de frontera», recalcaron.

Por si fuera poco, en muchas ocasiones, ante la precariedad con el agua, se ven empujados a comprar un camión cisterna, pues a los pocos usuarios no «le podemos decir que no hay agua. Ellos están pagando por un servicio completo».

«Las autoridades piensan que los grandes hoteles estamos ganando mucho y no es así. Varios de los pisos  los hemos tenido que inhabilitar para poder mantener algunos de los espacios que sí están habilitados. La idea es abaratar costos», subrayaron.

Los hoteleros están dispuestos a acudir a todas las instancias con el fin de ser escuchados y de recibir una respuesta oportuna. «Deben dejar los montos quietos. No pueden seguir estos aumentos tan injustos», señalaron.

En la actualidad, en el municipio Bolívar hay 25 hoteles abiertos. El temor a no poder seguir laborando los agobia en medio de una reactivación fronteriza que aún no los ha beneficiado.