Con la reactivación de lo formal se busca erradicar lo ilegal en frontera – Frontera Plus

Con la reactivación de lo formal se busca erradicar lo ilegal en frontera

Representantes del sector productivo y la ciudadanía en general manifestaron, desde el puente Simón Bolívar, lo que desean para la frontera


Jonathan Maldonado


En siete años de cierre entre la frontera de Táchira y Norte de Santander los únicos que han ganado terreno son la informalidad y lo ilegal, dando un rostro muy difuso a la zona.

La radiografía la hicieron, desde el puente internacional Simón Bolívar, el presidente de Fedecámaras Venezuela, Carlos Fernández, y la presidenta de Consecomercio, Tiziana Polesel, tras su participación en el Acuerdo de Frontera, desarrollado este jueves en la ciudad de Cúcuta, en Colombia.

«La formalidad es lo que debe considerarse, pues si el comercio progresa, la gente progresa, y el trabajo es digno cuando se hace de manera formal», precisó Polesel como conclusión del encuentro entre el sector productivo y los ministros colombianos de Comercio y Transporte, Germán Umaña y Guillermo Reyes, respectivamente.

Además, la reunión se dio a horas de que se cumpliera un años más de aquel cierre de frontera (19 de agosto de 2015), lo cual trajo como consecuencia el desmoronamiento de lo formal y dio paso a múltiples virajes, todos en detrimento de lo productivo.

«Lo que ha estado ocurriendo — en estos siete años de cierre –, es que sí ha habido comercio pero de manera informal y, en algunos casos, ilícito. Estos dos puntos deben ser considerados», subrayó la representante del sector comercial en el país.

Fernández afirmó cada una de las posiciones de Polesel y destacó que el mejor regalo para la frontera, y para las dos naciones en general, sería la apertura total de los puentes, lo cual incluye el paso de vehículos de carga pesada, particulares y el transporte público.

«¿En qué pensaban los que tomaron la decisión de cerrar este puente?, ¿Dónde quedó la gente al momento de tomar esta decisión», se preguntó mientras recordaba que lo humano debe tener prioridad en este intercambio y debe estar por encima de los asuntos diplomáticos y políticos.

Polesel también hizo hincapié en que lo humano debe primar ante cualquier decisión, pues las condiciones actuales para pasar por el puente no son las más amables y adecuadas, y distan de lo que se ve en otras fronteras de países desarrollados.

«Urge establecer esa comunicación entre ambos países, por los puentes», insistió Fernández para luego aclarar que cada paso debe darse con cautela para evitar los retrocesos en medio de los avances. Para ello, dijo, se requieren pasos firmes y concretos.

A juicio de la presidenta de Consecomercio, lo primero que se evidenció con el cierre de frontera es la violación de los derechos humanos, que aún se viven. «Lo segundo que ganó terreno fue lo informal e ilícito, que es lo que queremos erradicar con la reapertura e intercambio comercial formal», indicó.

Ambos regresaron por el tramo binacional cargados de esperanza y de optimismo y con la meta fija en lograr, junto a sus pares neogranadinos, la fecha exacta para la reapertura, la cual aún está enmarcada por las dudas en torno al pronto anuncio de una fecha.

Habla la gente

«La frontera ha sufrido bastante, pues su cierre nos afectó a todos los que vivimos en la zona y  parte de Venezuela. Dios quiera que los anuncios que vienen dando sean para el bien de todos nosotros, de toda la frontera, que sigan trabajando en pro del bienestar del pueblo», Daniel Martínez, comerciante.

«Los anuncios los veo bien y creo en eso. Lo que más anhelamos los ciudadanos es que haya el paso de carros, ya que el caminar con maletas es un martirio, todo se complica», Senovia Vaca, habitante de frontera.

«Lo primero que debe darse, una vez se dé la reapertura, es que no nos pongan tantos problemas para ingresar a Venezuela al momento en el que uno lleva productos adquiridos en Colombia. Soy de Barinas y tengo familia acá, a mi mamá. Antes del cierre era bueno porque se podía pasar en carro, era más fácil; ahora todo es un sacrificio y, gracias a Dios, estamos pasando por el puente, porque antes era por las trochas y nos quitaban mucha plata «, Teresa de Flores, habitante de Barinas.

«Que abran la frontera, que acomoden los corredores y terminen de instalar los túneles para la comodidad de quienes caminamos por el puente. También debe existir más orden, tanto por parte de las autoridades como de la ciudadanía», Lucía Ramírez.

«La noticia de apertura suena muy bien, nos alegra muchísimo, y esperamos que salga todo muy bien para que el regreso del dinamismo a la frontera. Actualmente, la frontera es un caos en el sentido de la caminata que hay que hacer por este puente, con un sol tan bravo y, veces, con mayor dificultad para los pacientes», Eduard Duarte, habitante de San Cristóbal.