De noche la frontera no pierde su dinamismo – Frontera Plus

De noche la frontera no pierde su dinamismo

Por Jonathan Maldonado

Al caer la noche, la frontera entre Táchira y Norte de Santander, no pierde su ritmo. En La Parada, decenas de trabajadores informales ofrecen sus servicios a la última oleada que arriba en taxi o buseta para retornar a Venezuela.

Algunos llegan cargados al corregimiento y prefieren pagarle a un «carruchero», «carretillero» o «lomotaxista» para que le carguen las maletas o costales. Otros, más holgados, no detienen el paso.

La mayor circulación, al caer la noche, se registra en el carril de regreso a San Antonio del Táchira. En el otro punto, de ingreso a Colombia, baja notablemente el movimiento.

Vendedores de fruta, refrescos y golosinas aún se mantienen activos. Empiezan a recoger cuando se acerca la hora del cierre del puente: 9:00 p.m., hora venezolana.

Del lado venezolano, en el municipio Bolívar, las rutas alimentadoras (aduana – terminal de la frontera), prestan el servicio hasta que el puente concluye su faena. Más arriba, en la misma calle 3 y carreras adyacentes, los taxistas vociferan su ruta.

Por las trochas, también se registra movimiento. En menor proporción, pero lo hay. Trocheros pasan mercancía por los caminos verdes más conocidos. La noche, para ellos, y otros más, es su aliada.