«El paso de las gandolas de carga pesada daña tubería matriz en sector La Popita” – Frontera Plus

«El paso de las gandolas de carga pesada daña tubería matriz en sector La Popita”

El daño se registra en la carrera 12 con calle 10, en el barrio La Popita, sector A. (Foto: J. Maldonado)


Jonathan Maldonado
Rubia Maldonado, con más de 40 años viviendo en el sector, lamentó las consecuencias generadas por el paso de este tipo de vehículos por el barrio.
El frecuente paso de gandolas de carga pesada por la carrera 12, en el barrio La Popita, sector A, en San Antonio del Táchira, está socavando parte del asfalto y afectando el tubo matriz de aguas blancas.
Rubia Maldonado, con más de 40 años viviendo en el sector, lamentó las consecuencias generadas por el paso de este tipo de vehículos por el barrio, y en especial, a la altura de la carrera 12 con calle 10.
En ese punto se observan varios tramos de la vía que registran hundimiento a causa del peso de las gandolas. En el momento de la visita a la comunidad, por parte del equipo reporteril de La Nación, se pudo evidenciar el paso de las gandolas.
«En la madrugada es cuando se contabiliza el mayor número de gandolas», precisó Maldonado, mientras dejaba claro que durante el día y noche también suelen transitar.
La residente hizo un llamado a las autoridades para que busquen una solución a este problema que viene deteriorando la capa asfáltica y la tubería. «Llega a presentarse un problema más grave y el pueblo se queda sin agua, pues se trata del tubo matriz», acotó.
La dama es consciente de que esos vehículos requieren de una vía para salir del municipio con su carga; no obstante, insta a que se habilite otra carretera, que sea más plana, y en la que el peso de la gandola no perjudique tanto.
«Hemos visto cómo las gandolas se quedan varadas en plena subida», prosiguió, para luego insistir en que la alcaldía de la jurisdicción fronteriza debería buscar enlaces para evitar que la comunidad sufra más inconvenientes.
En uno de los puntos afectados, el bote de aguas blancas está deteriorando dos viviendas. «En una de ellas, las bases ya se encuentran debilitadas y sus inquilinos corren peligro», resaltó Maldonado.