Encendido de velitas: tradición tan enraizada como la hermandad fronteriza – Frontera Plus

Encendido de velitas: tradición tan enraizada como la hermandad fronteriza

Por cada vela encendida, la persona suele pedir un deseo


Jonathan Maldonado


Las fachadas de los hogares de San Antonio del Táchira y Ureña se iluminan una vez más con el encendido de las velitas, tradición celebrada cada 7 de diciembre.

Las familias salen al porche de sus casas con coloridas velas que van enfilando a medida que prenden sus mechas. Algunos núcleos familiares, encienden decenas de velitas; otros, por el contrario, son más austeros, pero sin perder el entusiasmo de cumplir con la actividad.

Este encendido no solo está ligado a la Navidad, sino también a la Virgen María, pues se hace en honor a la madre de Jesús. En la mayoría de casas, además de las velitas, se exhibe la bandera azul con blanco, que lleva estampada la imagen de la Virgen.

Esta tradición es adoptada de la vecina nación, Colombia, y está tan enraizada como la hermandad que siempre ha existido entre los dos países.

En Norte de Santander, y otros departamentos de Colombia, la creatividad se desborda. Familias confeccionan faroles y le dan mayor realce a la actividad de carácter católico.

Por cada velita prendida, la persona que participa suele pedir un deseo.