“Es el momento de reactivar las casas de cambio en el Eje San Antonio-Ureña” – Frontera Plus

“Es el momento de reactivar las casas de cambio en el Eje San Antonio-Ureña”

En el 2015, en la frontera funcionaban cerca de 18 operadores cambiarios


Jonathan Maldonado


El dato…El no tener casas de cambio del lado venezolano, ha generado la fuga de divisas hacia el territorio neogranadino

De cara a la inminente reapertura de frontera y al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, que cuenta con el aval del presidente electo Gustavo Petro, y su de su homólogo, Nicolás Maduro, urge la reactivación de las casas de cambio en el Eje San Antonio del Táchira – Ureña.

Al contrario de Venezuela, al lado colombiano en La Parada sobran las casas dedicadas al cambio de moneda. (Foto: Jonathan Maldonado)

Así lo dejaron saber el exalcalde del municipio Bolívar y analista en temas de frontera, William Gómez, y el presidente de la Asociación de Operadores Cambiarios Fronterizos del estado Táchira, Jovanny Fernández Sayago, quienes manifestaron que, en las actuales condiciones, se hace altamente necesario el regreso de este servicio del lado venezolano.
Gómez instó a las autoridades regionales a interceder ante la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario ( Sudeban), el Banco Central de Venezuela (BCV), y el Gobierno central para que nuevamente les den las licencias o autorizaciones para operar como casas de cambio en la zona fronteriza.

“Es un momento propicio, ya que actualmente en el estado Táchira las divisas que más circulan son el peso colombiano, en primer lugar, y seguido por el dólar. Además, por este paso fronterizo terrestre llegan ciudadanos de todo el territorio nacional, ya sea por motivos migratorios o de compras”, indicó el exalcalde, al tiempo que recalcó que el régimen y control cambiario en el país se ha flexibilizado en las instituciones bancarias en cuanto a la compra y venta de divisas extranjeras.

Y es que para el año 2015, refirió Fernández Sayago, aún existían 18 casas de cambio: cuatro en el centro de Ureña y el resto — 14– en la emblemática avenida Venezuela, en San Antonio del Táchira, arteria que conecta con la aduana principal de la ciudad. “Esta figura desapareció de la mano con el cierre de los puentes”, dijo.

Para el presidente de los operadores cambiarios, lado venezolano, el retorno de estos establecimientos permitiría recuperar la confianza, soberanía y estabilidad, así como la seguridad que tanto requieren los venezolanos y extranjeros que arriban a diario a la zona. “Debe regresar la tan anhelada formalidad”, agregó.

Antes del cierre de frontera, en el año 2015, rememoró Gómez, existía un control cambiario riguroso que llevó al cierre de los operadores cambiarios que prestaban este servicio en el territorio venezolano “Este escenario provocó que el ciudadano de a pie y comerciantes, que quieran comprar o vender sus divisas, deban cruzar frontera y trasladarse hasta territorio colombiano (La Parada – Cúcuta) para hacer la transacción, ya que son los únicos que actualmente operan en la frontera y reciben bolívares para cambiarlos en divisas como dólares, pesos, entre otras, quedando supeditado solo a la tasa de cambio que establecen los operadores de Norte de Santander, quienes tienen libertad de hacerlo amparados en la resolución 8/2000, donde estos operadores cambiarios no ofrecen la misma tasa de cambio oficial TRM del Banco de la República de Colombia”, enfatizó el analista de frontera.

Otro punto expuesto por Fernández Sayago es el jurídico. “La doctora Amparo Parejo es la que se ha encargado de llevar cada caso de cada uno de los operadores. Una vez sea superada esta situación, hay que trabajar de la mano con el Banco Central de Venezuela (BCV), que viene siendo como nuestro papá, y con la Sudeban)”, remarcó.

Reiteró el exalcalde Gómez que el no tener casas de cambio del lado venezolano ha generado una desventaja, ya que el ciudadano que quiera cambiar bolívares u otras divisas ha tenido que cruzar, durante estos últimos siete años, para llevar el dinero en efectivo hacia el territorio colombiano, ocasionando una fuga de la moneda en físico hacia el vecino país, y que prevalezca un monopolio de las tasas de cambio en los operadores ubicados en Colombia.

A modo de colofón, Gómez y Fernández indicaron que la reactivación de las casas de cambio le permitirían, en estos momentos, a los operadores, trabajar con las actuales tasas de cambio oficiales del Banco Central Venezuela (BCV), ya que hay más flexibilización en torno a la compra y venta de divisas en los bancos y otros entes financieros.”Todo apunta que a vienen cosas buenas para la frontera”, subrayaron.

En la avenida Venezuela no queda ningún vestigio de lo que fueron las casas de cambio. Ni los letreros están. Lo que sí persiste es el tesón de los habitantes de frontera, de sus hijos, por lograr la tan anhelada reactivación fronteriza, que debería incluir el retorno de las casas de cambio.