“Es riesgoso llevar el carro a Cúcuta si no se tiene la póliza del seguro SOAT” – Frontera Plus

“Es riesgoso llevar el carro a Cúcuta si no se tiene la póliza del seguro SOAT”

Rozo recuerda que en caso de un incidente de tránsito puede generar retención del vehículo y pago de multas onerosas


Humberto Contreras


Los conductores venezolanos que pasen a territorio colombiano con sus vehículos, sin tener la póliza del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), se exponen a cualquier percance de tránsito, que puede implicar la retención del vehículo y el pago de multas onerosas, señaló el dirigente social y empresarial José Rozo.

En recientes declaraciones oficiales suministradas a los medios colombianos por Guillermo Reyes, ministro de Transporte del país vecino, a partir del primero de enero de 2023 los vehículos venezolanos podrán cruzar por los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, así como también por el nuevo puente de Tienditas.

A raíz de tal información, Rozo, expresidente de Fedecámaras Táchira y director de la ONG Por el Bien de Todos, emite un alerta a los venezolanos que piensan aprovechar para ir con sus propios vehículos a hacer compras u otras diligencias en el vecino país.

—Cuando se entra a un país en carro –explica Rozo-, tanto el auto como el conductor deben cumplir normas establecidas en las leyes de tránsito vehicular de ese país. La ley colombiana exige entre otros requisitos, el Certificado Técnico Mecánico del vehículo y el Seguro Obligatorio de Accidentes de Trànsito (SOAT).

En caso de que un conductor venezolano tenga un accidente allá con su vehículo, y no presente el SOAT, un seguro de carácter social que cubre a las víctimas en estos casos, el vehículo es retenido, inmovilizado, y debe pagar una multa, que normalmente supera el millón de pesos.

Declara Rozo que la multa de un millón de pesos ocurre cuando en un operativo de las autoridades lo soliciten, y no se tenga. Pero en caso de accidente con daños a personas y cosas, además de la multa puede haber cárcel. No prever ni alertar estas cosas, es ser altamente irresponsable.

Rozo tiene fundamentos para preocuparse. En ese sentido, recordó que en años anteriores al cierre de la frontera por parte del gobierno venezolano, atendió muchos casos de venezolanos a quienes las autoridades colombianas les habían retenido el vehículo, y para poder recuperarlo debían cancelar una multa muy alta.

En esa oportunidad, recomendó públicamente a los connacionales no llevar su vehículo a Cúcuta, sino que era preferible dejarlo en San Antonio o en Ureña y utilizar el transporte público desde La Parada, para desplazarse a Cúcuta y hacer sus diligencias.

Puede haber intereses comerciales

-Ahora -dice el también director general de la ONG Por el Bien de Todos-, de nuevo tenemos que hacer las advertencias necesarias para evitar problemas a los venezolanos que pasan la frontera con su auto y que por desconocimiento de causa, pueden verse implicados en una situación económicamente seria.

“Alertar sobre esta situación es necesario, pues creo que sería muy irresponsable no hacerlo, atendiendo al hecho de que es evidente que existen intereses comerciales irresponsables de poner a los venezolanos en un estado de indefensión por desconocimiento de lo que puede sucederles por no cumplir con los requisitos exigidos en Colombia para la circulación de vehículos”.

— Las autoridades y gremios comerciales de Cúcuta deberían informar
suficientemente a los venezolanos sobre el tema. Colocar vallas, repartir folletos informativos en los puentes, a fin de orientar y alertarlos sobre la situación a la que están expuestos, si no tienen el SOAT, por cuanto ello los puede colocar en situación de costosos entrampamientos legales y jurídicos— enfatizó.

Un seguro binacional

También los conductores de vehículos con placa colombiana en territorio venezolano tendrían el mismo problema aquí, puesto que su SOAT no les sirve en nuestro país. Tienen que obtener también el seguro obligatorio válido para conducir en Venezuela. De paso, dijo, es bueno saber que el SOAT cuesta unos 100 dólares, en tanto que el seguro en Venezuela vale 25.

En atención a esta situación, que implica riesgo para los conductores visitantes en ambos lados de la frontera, Rozo plantea la necesidad de que las autoridades tanto de Colombia como de Venezuela logren mediante un acuerdo binacional la creación de una póliza de seguro para esos vehículos que circulan temporalmente en la zona fronteriza binacional, póliza la cual debe ser de fácil obtención.

— Pienso -dice el expresidente de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira- que este convenio es necesario y urgente, dada la proximidad de la supuesta apertura al paso de vehículos venezolanos. Propone, como complemento, que inicialmente se debería abrir el paso vehicular solo para el transporte público, mientras se regula esta peligrosa situación a la que se exponen, en especial los particulares venezolanos que vayan con sus carros a Cúcuta.

¿Qué es el SOAT?

El SOAT o Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, es un seguro cuyo objetivo es que las víctimas de accidentes de tránsito obtengan una ágil y oportuna atención médica hospitalaria por las lesiones personales recibidas en este tipo de eventos.

La póliza protege a todas las víctimas del accidente: Conductor, ocupantes particulares, pasajeros de vehículos de transporte público e incluso a los peatones.

De acuerdo con una información publicada el 22 de noviembre por el portal elcolombiano.com, los ministerios de Transporte y de Hacienda decretaron ese día una reducción de 50 % en las tarifas del SOAT, el cual es aplicable a partir del 1 de diciembre, y solo para las motos de 150 cc o menos, autos de negocio, taxis, microbuses urbanos y servicio público urbano e intermunicipal.

Hasta ahora, los costos de la póliza se especifican así: Vehículos de menos de 1.500 cc, 392 mil 115 pesos; de 1.500 cc hasta 2.500 cc, 487.763 pesos; más de 2.500 cc, 629 mil 785 pesos. Todos con un máximo de 9 años de uso.