“Frontera: paso de vehículos particulares y de transporte público se daría en 2023” – Frontera Plus

“Frontera: paso de vehículos particulares y de transporte público se daría en 2023”

El primer paso, según Isabel Castillo, será la circulación de vehículos de carga pesada


El DatoLa reactivación de frontera no puede obviar la necesidad que hay en la zona de que se restablezcan los vuelos comerciales en el aeropuerto internacional Juan Vicente Gómez


Jonathan Maldonado


El 8 de agosto, un día después de la toma de posesión del presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, inicia el proceso de reactivación de la frontera, el cual tendrá como primer paso la circulación de vehículos de carga pesada.

La estimación la hace la presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira, Isabel Castillo, basándose en los años que lleva el sector productivo de frontera, labrando la tan anhelada reapertura. “El 8 de agosto no se va a dar una reapertura total”, enfatizó.
Castillo indicó que la reactivación de la frontera, entre Táchira y Norte de Santander, será gradual, progresiva y segura. Para ello, reiteró, se empezará con el paso del transporte de mercancía, mediante el puente internacional Francisco de Paula Santander.

El paso de vehículos es la gran incógnita a despejar una vez se acuerde la apertura. (Foto: Jonathan Maldonado)

Recordó que el 22 de diciembre del año 2021, hubo un intento infructuoso del paso de las primeras gandolas por el tramo formal de Ureña. Aunque los vehículos se hallaban listos de lado y lado, Colombia, al final, no dio el visto bueno.

“Para el paso de estas gandolas aún no hay una fecha específica. Se espera que el 8 de agosto, o en los siguientes días, se concrete. Podría ser a los 15 días o menos», manifestó con el optimismo plasmado en cada palabra proferida durante la entrevista concedida a Diario La Nación.

“El puente de San Antonio del Táchira, el Simón Bolívar, esperamos que sea el próximo en reactivarse para el paso de vehículos de carga pesada, tal y como funcionaba antes del cierre que se dio el 23 de febrero del año 2019, donde las gandolas pasaban por ambos puentes”, señaló.

La representante de los comerciantes en el municipio Bolívar, dejó claro que esta postapertura — como prefiere calificarla, y que será por pasos –, debe incluir normas de bioseguridad, pues la pandemia no se ha ido, sigue latente y, nuevamente, se están registrando aumentos de casos en varios países.

2023

Para Castillo, el paso de vehículos particulares y de transporte público y privado, que sería el segundo punto a cristalizarse, se daría para el primer trimestre del año 2023, pues los gobiernos de ambos países deben evaluar cómo se daría el ingreso de esos vehículos, con el propósito de que no se genere caos y embotellamientos.

“Tengo entendido que Colombia solo permitiría el ingreso de carros a partir del año 2005 en adelante”, subrayó, al tiempo que agregaba que ningún sanantoniense está de acuerdo con que el puente internacional Simón Bolívar quede destinado solo para el paso peatonal. “Lo que queremos es generar empleo, producir, y eso se da con una frontera 100% abierta”, dijo.

25% del comercio activo

En San Antonio del Táchira aún se mantiene alta la cifra de comercios paralizados… raya el 75%, detalló Castillo mientras añadía que el 25% que está operando lo hace bajo un panorama donde retornaron los cortes electrónicos, un servicio de gran vitalidad para el desarrollo del sector.

“Las fallas de electricidad causan grandes problemas con los puntos de venta, el uso de los aires acondicionados, las transacciones con los bancos que operan en frontera”, lamentó, para luego instar a las autoridades a evaluar tan sensible escenario.

Castillo aclaró que, en la actualidad, hay comerciantes interesados en reactivarse, pero deben contar con garantías, con el apoyo de las autoridades municipales, como es el caso de la exoneración de los impuestos por un año, como mínimo, razón que la ha empujado a estar en conversaciones con la alcaldesa Sandra Sánchez.

“Otro punto son las máquinas fiscales. El comerciante no tiene cómo pagar 850 dólares para adquirirla. Hemos estado hablando con el gerente del Seniat para ver cómo se puede apoyar al comerciante, con el objeto de brindarle facilidades de pago”, especificó.

Además, remarcó que hay varios sectores, como el textil, calzado, tabaco y el de ferretería, que se está organizando con el fin de estar preparados por los vientos que, a su juicio, están soplando a favor de quienes hacen vida en la frontera que, otrora, era considerada la más viva de América Latina.

“Sí nos excluyeron de las Zonas Económicas Especiales»

Castillo afirma que el Táchira, en especial el Eje San Antonio del Táchira – Ureña, sí fue excluido de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), tras la promulgación de la ley que ya cuenta con la firma del Ejecutivo nacional.

“Debimos entrar en esas primeras zonas, por ser un derecho que nos corresponde y por el que hay que seguir luchando, exigiéndolo”, explicó, al tiempo que advertía que este escenario afecta a cerca de 800 empresarios que contaban con la puesta en marcha de la zona económica.

“Hasta se creó una página donde los empresarios inscribían su empresa, pero nos cayó como un balde de agua fría el hecho de que nos excluyeran de las ZEE”, aseveró Castillo.

La presidenta de la Cámara de Comercio apunta que 2023 permita ver cristalizada la apertura total de la frontera, un punto de gran vitalidad para que regrese, tras siete años de ausencia, el verdadero dinamismo formal. Mientras, el 2022, se avisora para el tránsito de transporte de carga pesada.