Habitantes de barrio fronterizo claman por la reparación de bote de aguas blancas – Frontera Plus

Habitantes de barrio fronterizo claman por la reparación de bote de aguas blancas

Informaron que en  el mes de noviembre de 2021 se hizo la última reparación, pero la alegría duró poco

Jonathan Maldonado

Habitantes de la carrera 12 con calle 3 del barrio Curazao, en San Antonio del Táchira, claman por una pronta solución para un bote de aguas blancas, cuya más reciente reparación solo duró días.

En el mes de noviembre del 2021, personal de Hidrosuroeste se acercó hasta el punto averiado y realizó los trabajos de reparación; sin embargo, una vez pusieron la tierra para tapar la excavación que se hizo, al restablecerse el servicio de agua, empezó nuevamente a botarse.

Desde ese momento, aunque las denuncias han sido reiteradas, no ha habido respuesta alguna por parte de las autoridades competentes.

«La reparación se hizo mal», resaltó Freddy Hernández, vecino del sector, quien lamentó que el bote de agua potable sea día y noche, mientras «nosotros sufrimos en mi edificio hasta tres meses porque no nos sube el agua».

Hernández indicó que muchos se ven obligados a solicitar los servicios de camiones cisterna, cuyos precios sobrepasan los 30 mil pesos. «Esto no puede seguir así, Hidrosuroeste debería tener personal para que haga las reparaciones a tiempo», señaló.

El local de Miriam Morales, de 62 años, refleja las huellas dejadas por las filtraciones ocasionadas por la rotura de una parte de la tubería.

Varios tramos de las paredes se han venido deteriorando y otros ya comenzaron a caerse por la filtración, escenario que agudiza aún más la zozobra y preocupación de los habitantes.

«Todas las paredes están sopladas, los pañetes se han caído, hay mucha humedad», enfatizó Morales, al tiempo que advirtió que la estructura corre el riesgo de comenzar a hundirse.

La solución, de acuerdo con los vecinos, es que se cambie todo el tubo, no solo un tramo, pues el tiempo de vida de esa tubería ya caducó. De acuerdo con los denunciantes, data de hace más de 50 años.

«El arreglo que se hizo en noviembre solo duró dos días. Ese tubo ya no sirve, debe cambiarse por completo, pero no hemos tenido respuesta, pese a que la dueña de este local ha planteado la problemática en varias instituciones», reiteró la sexagenaria.

En este sentido, Luis Gómez, vocero del consejo comunal del barrio Curazao, conminó a las autoridades regionales de Hidrosuroeste y a la alcaldía del municipio Bolívar, a que busquen alternativas eficientes que permitan solventar el bote de agua potable.

«Ya hay varias casas que presentan problemas en sus paredes a causa de la absorción del líquido acumulado, situación que tiene bastante preocupada a la comunidad», insistió Gómez.

Los residentes manifestaron la importancia de que, una vez se hagan los trabajos, también se lleven a cabo las pruebas pertinentes para que verifiquen si quedaron bien ejecutados.

Recientemente, un trabajo efectuado por La Nación, con la colaboración del periodista de frontera Danny Pérez, de la emisora Rumberísima 923, dio cuenta de más de 18 botes de aguas blancas en la Villa Heroica, como también se le conoce a San Antonio del Táchira.