Hospital de San Antonio del Táchira sin planta eléctrica para emergencias – Frontera Plus

Hospital de San Antonio del Táchira sin planta eléctrica para emergencias

Jonathan Maldonado
Sivira, de 25 años, llegó este sábado al hospital con fuertes convulsiones y en medio de la suspensión del servicio de electricidad
Cuando Dilmaili Sivira, de 25 años, ingresó este sábado, en horas de la mañana, a la sala de emergencias del Hospital Samuel Darío Maldonado, en San Antonio del Táchira, las instalaciones se hallaban sin electricidad como consecuencia de los constantes cortes que se registran a diario.
Sivira fue ingresada al centro de salud con fuertes convulsiones, ocasionadas, aparentemente, por una sobredosis de estupefacientes, que luego fue confirmada por su pareja.
«Se hizo todo lo humanamente posible por salvarle la vida, pero fue muy estresante porque no había electricidad», relató el personal de guardia a Diario La Nación.
Cuando el equipo reporteril del diario arribó al hospital, aún estaba sin electricidad. A la dama, residente de la Comuna La Guadalupe, también conocida como La Invasión, en el municipio Bolívar, se le aplicó el desfibrilador, que aún tenía carga, y alcanzó para ser usado solo tres veces, y luego se descargó, acotó la fuente.
Mientras algunos enfermeros, junto a la doctora, intentaban agarrarle la vía para suministrarle los medicamentos de adrenalina y atropina, otros trabajadores tenían encendidas las linternas de sus celulares para iluminar lo más que podían.
Sin embargo, «fue muy complicado conseguirle la vía»,  recalcaron los profesionales de la salud, mientras dejaban claro que con electricidad hubiera sido más eficiente el procedimiento.
«Duramos bastante tiempo haciéndole reanimación cardiopulmonar, pero no fue posible salvarle la vida. Se cumplió con los protocolos, pero con mucho estrés debido a que no había luz», reiteraron.
La planta eléctrica que posee el centro de salud más importante en la frontera está inoperativa por falta de mantenimiento. Algunos aseguran que solo hace falta ponerle aceite, más nada.
Sivira, según se conoció, tenía más de un año viviendo en frontera. Era oriunda de San Felipe, estado Yaracuy.
Al hospital llegaron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), con sede en San Antonio.
Pacientes atendidos al aire libre
En horas de la tarde del sábado, personal del hospital volvió a comunicarse con el equipo reporteril de La Nación. «Otro corte nos limita para trabajar», precisó la fuente, que prefirió no ser identificada.
Algunos pacientes, como quedó evidenciado en las imágenes, fueron atendidos al aire libre, bajo la luz del sol, y sobre las bancas que están en el área verde de la institución.
Otros, los que no podían ser sacados de emergencia, fueron chequeados con la luz de las linternas de los teléfonos de varios trabajadores.
«Es muy complejo hacer el trabajo con tanta oscuridad. Las autoridades deberían acercarse y ver la situación que estamos viviendo», destacó a modo de colofón.

Atención a un paciente al aire libre.