Mujeres venezolanas enfrentan grandes barreras sobre el cumplimiento de sus derechos – Frontera Plus

Mujeres venezolanas enfrentan grandes barreras sobre el cumplimiento de sus derechos

Por Astrid Anselmi
Diseño: Paloma Lacruz
Los adelantos en la región para reducir las brechas de género han sido pausados y la pandemia de Covid-19 agravó las desigualdades prexistentes. En Venezuela, el impacto es de mayor grado debido a la emergencia humanitaria compleja que afecta al país, lo que ha significado un mayor peso para las mujeres, niñas y adolescentes venezolanas.
Estos retos que enfrentan las mujeres fueron expuestos este año por diversas organizaciones para el Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (EPU).
En el compilado informativo, uno de los tres informes en los que el organismo se basa para analizar el caso Venezuela, se expone que el país suramericano no ha cumplido con las obligaciones de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención de Belém do Pará en materia de prevención y erradicación de la violencia contra la mujer.
Asimismo, denuncian que el Estado venezolano no ha cumplido con el establecimiento de tribunales especializados en violencia contra la mujer (VCM), incluyendo zonas rurales y
fronterizas.
La inexistencia de casas de abrigo adecuadas, así como medidas preventivas para la protección de las víctimas deriva grandes barreras en el acceso a la justicia, aunado a la falta de capacitación en funcionarios públicos para atender las denuncias de las víctimas.
La vulneración de los derechos a la alimentación, vivienda, movilidad, agua y salud, incluyendo la salud sexual y reproductiva (SSR), así como el aumento de la feminización de la pobreza en medio de una emergencia humanitaria compleja, también son tópicos puestos a reflexión del EPU.
“El Estado tampoco priorizó ni adoptó medidas adecuadas para atender el riesgo diferenciado para las mujeres víctimas de violencias durante los períodos de confinamiento, ni la atención a servicios especializados en salud sexual y reproductiva”, señala el texto.
Al respecto, AVESA y Mujeres en Línea han denunciado constantemente que, para niñas, adolescentes y mujeres adultas, el ejercicio de la sexualidad se ha vuelto algo casi intuitivo, contando con poca o mala información, insumos y servicios para la toma de decisiones en materia de salud sexual y enfrentando altas tasas de embarazo entre adolescentes, embarazos no deseados y abortos inseguros.
Sobre este último, Venezuela no ha avanzado en la reforma de la legislación penal en materia de abordo, teniendo uno de los marcos más restrictivos de Latinoamérica.
La falta es estadísticas gubernamentales, o limitado acceso a esta información, que den cuenta sobre casos de violencia en todas sus expresiones, ha hecho que las organizaciones deban implementar iniciativas de monitoreo y difusión de feminicidios y vulneraciones a los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres adultas venezolanas.
Este contexto no sólo fue expuesto como puntos de urgente revisión por parte de la EPU, también como exigencia a políticos, autoridades y a la sociedad civil a diseñar políticas públicas que garanticen los derechos de la mujer venezolana en áreas como salud, migración y participación política, dado que la igualdad de género continúa siendo un tema insuficientemente abordado por los actores competentes.
**Este es un artículo de la Red de Mujeres Constructoras de Paz