«No olviden el tapabocas»: el grito de vendedora binacional – Frontera Plus

«No olviden el tapabocas»: el grito de vendedora binacional

A más dos años del inicio de la pandemia, el tapabocas sigue acompañando a la mayoría de habitantes de frontera


Jonathan Maldonado


Los transeúntes que atraviesan a diario el puente internacional Simón Bolívar, se han convertido en los clientes de Belén Aponte, migrante interno que vende tapabocas en el tramo binacional.

«No olvide su tapabocas, el virus no se ha ido», es la frase que la ciudadana, oriunda de Los Valles del Tuy, en el estado Miranda, suelta a las personas que ve cruzar sin la mascarilla..

Pese al sol abrasador de San Antonio del Táchira, la mujer arriba al puente, lado venezolano, a las 7:00 a.m., y se retira, aproximadamente, a las 3:00 p.m.

«Al día, en muchas ocasiones, suelo vender dos cajas. Una de los de color azul, y la otra cuyo color de cubreboca es negro», precisó, quien lleva apenas seis meses en la jurisdicción fronteriza.

Antes del mediodía, Aponte, junto a su cuñada, quien también vende las mascarillas quirúrgicas en el punto internacional, se dirige a La Parada para ir al comedor de los venezolanos.

«Allá vamos todos los días. Aprovechamos ese beneficio y, después del mediodía, regresamos al puente», prosiguió mientras acomodaba el producto que aún le quedaba en la caja.

Aunque las ventas han mermado, reconoce que los 25 mil o 30 mil pesos que hace a diario, le permiten cancelar el alquiler y para sus gastos personales.

Su piel morena la protege con el uso de una gorra, el tapaboca y el empleo de camisas manga larga que la cubren del inclemente «catire», como popularmente llaman al sol.

«Es lo que hay para hacer y mientras tengamos ventas, seguiremos», acotó Aponte mientas resaltaba que su cuñada lleva más tiempo en frontera. «Ella tiene más de año y medio viviendo acá. Es de la ciudad de Barquisimeto», agregó.

En la frontera, hay muchos espacios a cielo abierto donde los ciudadanos ya no usan el tapaboca; sin embargo, en el tramo binacional, gran parte lo emplea como protección frente a la covid-19.