Otro intento para ordenar a San Antonio del Táchira – Frontera Plus

Otro intento para ordenar a San Antonio del Táchira

En el peaje, la avenida Venezuela y en algunos barrios que conectan con trochas, se desplegaron los funcionarios


Por Jonathan Maldonado

Otro operativo en contra de la piratería se desarrolló este martes, 6 de septiembre, en la ciudad fronteriza de San Antonio del Táchira, en el municipio Bolívar.

El peaje, a escasos metros de Peracal, fue uno de los puntos donde funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Policía Nacional Bolivariana (PNB), Policía del estado Táchira, Instituto Nacional de Tránsito Terrestre (INTT) y Alcaldía se apostaron para abordar a los vehículos piratas y verificar que los cinco puestos y busetas llevaran el listín.

«Carro pirata que detectemos, bajamos los pasajeros para que hagan uso del transporte legalmente constituido», indicó un funcionario de la GNB consultado por el equipo reporteril de La Nación.

Punto de control de organismos de seguridad en Peracal. (Foto: Jonathan Maldonado)

El despliegue de los organismos de seguridad ciudadana se registra tras las recientes denuncias de los representantes de las líneas suburbanas (cinco puestos y busetas), quienes han venido elevando sus quejas por la reinante soledad en el terminal de pasajeros de la jurisdicción.

El pasado lunes, 5 de septiembre, transportistas denunciaron la retención de vehículos por parte de la GNB, por estar laborando en la calle 5, adyacente a la avenida Venezuela. «Están atacando es al transportista formal», lamentó Freddy Solano, vicepresidente de la Cámara de Transporte de la Frontera.

La arteria vial que conduce a la aduana principal de San Antonio del Táchira, lució despejada este martes. Funcionarios de la GNB no permitían que vehículos ni motos pasaran por ese punto.

Las calles que conectan con la emblemática avenida, también se vieron más solitarias. «Hay que ordenar a San Antonio del Táchira antes de la reapertura de frontera», soltó el comisionado de la PNB durante su visita al barrio Lagunitas, sector que conduce a varios caminos verdes.

Un fiscal del Ministerio Público (MP) y el defensor del pueblo en la localidad estuvieron presentes en los recorridos, a fin de garantizar que los derechos humanos no sean vulnerados en ningún momento.