Piden hacer «más amigables» accesos a la aduana de San Antonio – Frontera Plus

Piden hacer «más amigables» accesos a la aduana de San Antonio

La avenida Venezuela es la arteria principal que conecta con el puente internacional Simón Bolívar


Jonathan Maldonado


A una cuadra de la aduana principal de San Antonio del Táchira, en la calle 3, unas vallas amarillas bloquean el acceso. Solo está disponible el estrecho margen de la acera para circular ese tramo. En ese mismo punto, estacionan las busetas que conforman la ruta alimentadora hacia el terminal de la frontera.

Esas barreras metálicas también son usadas como punto de parada de algunos «carretilleros» o «silleros» que se estacionan a esa altura para captar clientes: los que se dirigen al puente o los que retornan del tramo binacional.

En la calle 4, próxima a la avenida Venezuela, en el municipio Bolívar, hay otras barreras. Aunque el número de vallas son menores en esa esquina, da la sensación de que los obstáculos no terminan de retirarse de las adyacencias de una vía que ha perdido el libre tránsito desde el cierre de frontera, el 19 de agosto de 2015.

Tubos de aluminio, ubicados en la emblemática avenida, exactamente a una cuadra de la aduana, impiden que una moto o carro avancen por ese carril, ya sea porque salió del estacionamiento del Seniat o del comando. El vehículo debe «comer» unos cuantos metros de flecha por el carril que sí está despejado.

«Todas las vías deberían estar completamente despejadas», sugirió Aracelis Mora al ser consultada por el equipo reporteril de La Nación. «Así como quitaron el murciélago blanco de la avenida, deberían reiterar las demás barreras. No ayudan al orden», comentó.

Mora no es de San Antonio  del Táchira. Acude a la frontera cada 15 o 20 días para hacer sus diligencias en Colombia. «Tengo doble nacionalidad. Hoy vine a reclamar medicamentos que tenía pendiente», aseguró la habitante de la ciudad pontálida de Venezuela, Rubio.

El pasado 3 octubre, en horas de la noche, la pared metálica fue retirada de la avenida Venezuela, como antesala de lo que venía al día siguiente (4 de octubre de 2021): la remoción de los contenedores del puente internacional Simón Bolívar, lado venezolano.

Desde entonces, esa estructura metálica ha regresado en contadas oportunidades. Para la segunda vuelta electoral en el vecino país, el pasado 19 de junio, las volvieron a instalar con el propósito, según informó la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), de evitar que se generaran los desórdenes registrados para la primera vuelta en la arteria vial.

Motaxistas y taxistas consultados, parten de la idea de que las vallas que aún quedan, deberían ser retiradas lo antes posible para dar una imagen de mejor movilidad por una zona donde abundan las expectativas en torno a la reapertura de la frontera.

«En esta esquina — la de la calle 3–, siempre se forman los atolladeros, pues la gente que viene con sus maletas, bolsas o costales se va aglomerando mientras espera que el de adelante pase por el espacio tan reducido que queda por la presencia de esas vallas», indicó un mototaxista.

A veces reina el caos, para quien no conozca la zona. (Foto: Jonathan Maldonado)

Las rutas alimentadoras que se enfilan por esa misma calle también deberían tener un poco más de orden, proponen los usuarios, ya que en muchas ocasiones ocupan toda la cuadra sin prever el tránsito de las personas.

Retirar las vallas atravesadas en las calles referidas, así como los tubos de la avenida, le regalaría a la zona una imagen más a tono con los anuncios de reapertura que han venido asomando ambos Gobiernos, y que tienen como punto de partida la reactivación comercial a corto plazo.