¿Qué espera el sector productivo y comercial de la frontera a partir  de hoy? – Frontera Plus

¿Qué espera el sector productivo y comercial de la frontera a partir  de hoy?

Sector productivo tiene las esperanzas puestas en la reactivación del comercio

El Dato

Se espera que, en un par de semanas, se dé el intercambio comercial entre Táchira y Norte de Santander

Jonathan Maldonado

Luis Arias bajó las santamarías de su lavandería y textilería en el año 2015 a la par con el cierre de los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander.

Arias lleva siete años de espera. En el camino, tortuoso, ha tenido que desprenderse de parte de la maquinaria para poder subsistir. «Antes del 2015, tenía 25 máquinas de coser. Fui vendiendo una, dos, tres máquinas y, actualmente, solo me quedan 10», resaltó.

En la lavandería mantiene la mayoría de sus máquinas. Están en buen estado y les da constantemente mantenimiento. «Es la oportunidad para iniciar de nuevo», soltó con la fe abrazada en este lunes, 8 de agosto, como punto de partida.

«Hace más de tres meses vendí una de las lavadoras, pues necesitaba dinero para montar una panadería. Hay que vivir de algo», senaló el empresario, para luego traer a colación los empleados que se beneficiaban, tanto en el sector de lavandería como textil. «Más de 40 personas», dijo.

Arias es consciente de que la reapertura se llevará a cabo por pasos, de manera gradual. «Mis máquinas están listas para arrancar, pese a los años que llevan paralizadas», manifestó en la vía principal que conduce al terminal de pasajeros, cerca del colegio Nazaret. Allí está ubicada una de sus empresas.

«Mucha gente me decía que me fuera del país, pero sigo acá, batallando. Yo tengo una granja en Garrochal y ahí me amaño mucho. Me gusta vivir en San Antonio del Táchira», prosiguió el ciudadano.

El empresario tiene  90% de seguridad de que la reapertura se va a dar. «Hay voluntad en ambos gobiernos, es un paso importante», detalló mientas encendía una de las máquinas de la lavandería para demostrar el buen estado en el que se encuentran. «Nuestras esperanzas están puestas en  ellos (gobernantes)», remarcó.

«No hay fechas específicas»

Tanto Isabel Castillo, presidenta de la Cámara de Comercio del municipio Bolívar, como Nelson Urueña, presidente de la Asociación de Aduaneros en el Táchira (Asoata), coinciden en que la reapertura de frontera va, desde hoy, pero aún sin fechas específicas.

Urueña indicó que uno de los primeros pasos a dar es el de la reapertura comercial, el cual le llevará a ambos gobiernos un par de semanas en aclarar los puntos para así empezar con el intercambio. «Es un proceso lento, tal y como lo ha dicho el canciller de Colombia, (Álvaro) Leyva», señaló.

A juicio de Castillo, Venezuela y Colombia ya están hablando el mismo idioma. «Sabemos que las relaciones diplomáticas ya han vuelto a estrecharse entre ambas naciones, requisito fundamental para establecer los otros mecanismos», manifestó.

El representante de los aduaneros ve necesario que la gente en frontera se vaya preparando para lo que viene, tras siete años de cierre de los pasos binacionales. «Las cosas no se van a dar de un solo golpe», remarcó.

El acceso a la materia prima, al financiamiento y el mejoramiento de los servicios públicos son, desde la perspectiva de la presidenta de la Cámara de Comercio, un requierimiento que no puede dilatarse.

Para ello, resaltaron Urueña y  Castillo, es de suma importancia que, de forma articulada, ambos gobiernos vayan delineando, con el pasar de los días, las rutas que sean necesarias tomar hasta llegar a una reapertura total.

Los ceramistas atados al optimismo

El sector de los ceramistas ve la llegada de Petro a la Casa de Nariño como la posibilidad de que en la frontera arranque una nueva era. Liliana Lombana, representante del nicho, recordó que Petro está en el poder y «esperamos que sea de gran ayuda para ambas naciones».

La materia prima que usa Lombana para fabricar las imágenes, proviene de Colombia. «Al haber intercambio comercial todo mejoraría para nosotros, pues, en la actualidad, no tenemos quién nos ampare ni cómo declarar ante el Seniat para tener un soporte», añadió.

Como todo empresario, de los pocos aún activos en el municipio fronterizo de Bolívar, los productos que compra en Colombia los pasa por las trochas. «Veo con beneplácito la llegada de Petro al poder. En las últimas semanas ha habido más ventas», subrayó.

De la variedad de imágenes que exhibe en su negocio, situado en la vía principal que conduce a Peracal, las que más salen son las esotéricas. «Las otras también salen, pero no en la misma cantidad», reconoció quien lleva una buena parte de su vida dedicada al sector.

Lombana sostiene que con la reactivación progresiva del  intercambio comercial, se irán registrando mayores flujos de personas en la zona, lo que representaría incremento en las ventas para el sector.

«Queremos más trabajo»

En San Antonio del Táchira hay 34 cooperativas de mototaxistas, que abarcan a más de 900 conductores de vehículos a dos ruedas. Robert Chuello, presidente del gremio, manifiesta la necesidad de que el puente internacional Simón Bolívar sea reabierto para el paso de vehículos particulares.

«Lo que queremos es más trabajo», apuntó Chuello, para luego enfatizar que ese escenario se consigue con un aparato productivo que le regrese, por ejemplo, el dinamismo al casco central de la jurisdicción, el cual mantiene una imagen de desolación.

«El centro de San Antonio continúa muerto», prosiguió el representante de los mototaxistas. Chuello recalcó que su gremio obtendría grandes beneficios con una frontera viva, semejante a como era antes del cierre, ya que le daría reimpulso a cada una de las paradas de las cooperativas.

«En los últimos meses ha habido más movimiento para nosotros, luego de la reapertura del paso peatonal; sin embargo, aún faltan muchas cosas por avanzar. Debe haber más crecimiento, más empleos», argumentó.

Por los momentos, el dinamismo solo se concentra hacia la avenida Venezuela y el puente binacional, panorama que aspiran ir cambiando a medida que se den las etapas de reactivación.

La construcción busca su regreso

Los anuncios de reapertura de frontera dio pie para que el sindicato de la construcción se reactivara. «Estamos organizando nuestro músculo laboral», enfatizó Arturo Marciales, presidente de los afiliados en la jurisdicción.

«Creemos que ambos gobiernos pueden traer grandes beneficios para la frontera y, en especial, para Táchira y Norte de Santander», dijo Marciales desde la plaza Bolívar de San Antonio del Táchira, donde concedió la entrevista.

La consolidación de obras, que permita activar al 100% la masa laboral, es uno de los objetivos que ha empujado al sindicato a reorganizarse. «Creemos en que van a ir llegando los inversionistas y la economía volverá a fortalecerse», estimó.

Marciales aspira a que al menos 300 trabajadores del sector retomen sus posiciones dentro del sindicato. «Es un proceso que lleva su tiempo y amerita sus espacios», recalcó.