Reactivación del aeropuerto de San Antonio: una deuda pendiente para el 2023 – Frontera Plus

Reactivación del aeropuerto de San Antonio: una deuda pendiente para el 2023

Dos lustros lleva el puerto aéreo sin recibir vuelos comerciales


Jonathan Maldonado


La reactivación del aeropuerto internacional Juan Vicente Gómez es una deuda pendiente para el 2023. Si bien todo apuntaba a que el 2022 sería el año de su florecimiento, no fue así. Su pista solo recibe vuelos privados y de algunas autoridades nacionales.

El aeropuerto lleva dos lustros inoperativo para vuelos comerciales. «Para el año 2012, el puerto recibió por parte del Gobierno nacional unas mejoras al 100% en todas las instalaciones, pero pese a que se realizó esa importante inversión, a los meses, suspendieron los vuelos comerciales», subrayó William Gómez, exalcalde y analista en temas de frontera.

Gómez precisó que aunque la pista lleva 10 años sin recibir vuelos comerciales, las instalaciones se mantienen en buen estado. «La pista sí requiere mantenimiento y desmalezamiento, mientras que la zona perimetral, las cercas, están deterioradas en 70%», puntualizó.

Con la puesta en marcha del puerto aéreo, estima que, en una primera fase, se podrían generar 150 trabajos directos (ventas de comida, de artesanía, así como el personal que requiera las aerolíneas que se activen). En torno a los empleos indirectos, prevé unos 300 (líneas de taxis, agencias de turismo, hoteles y demás transportistas).

«Ya con los meses, la cifra podría aumentar a 600 empleos indirectos y más de 250 empleos directos», prosiguió el analista en temas de frontera, quien indicó que mientras más aerolíneas funcionen, habrá más cantidad de vuelos comerciales, y escenario pudiera ser mucho mejor.

Y es que hablar de reapertura total de frontera, prevista para el 1 de enero, sin la posibilidad de tener el aeropuerto 100% activo, es un punto que revela los hilos que hacen falta ajustar para que la economía en el Eje San Antonio – Ureña sea próspera.

«En mi gestión como alcalde se realizaron varias solicitudes y reuniones en Caracas, en el ministerio del Transporte. Incluso, hubo una reunión con el entonces ministro Hipólito Abreu, quien respondió que en el aeropuerto de San Antonio, por instrucciones del Ejecutivo nacional, no se podían autorizar nuevamente los vuelos comerciales, por temas de seguridad de Estado y alegando, además, temas de las nuevas normas internacionales aeroportuarias», rememoró Gómez.

En este sentido, el exalcalde enfatizó en la relevancia que tiene su reactivación en esta fase de reapertura total de frontera entre Táchira y Norte de Santander, ya que posee una ubicación estratégica y facilita la movilidad de personas y mercancías entre las dos naciones y, lo más importante, las fuentes de trabajo que generaría.

Recordó que, en la actualidad, al aeropuerto del municipio Bolívar solo llegan vuelos privados, lo que repercute en una gran limitante si se desea incentivar el turismo con la reapertura total de los puentes internacionales Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y la inauguración del tramo binacional Tienditas.

«La parte comercial aún se va a ver lenta hasta que no haya un crecimiento de nuestra producción nacional y esos productos sean competitivos con el producto colombiano, para que tenga ese atractivo. Por los momentos, al venir los colombianos, solo conseguirían los mismos productos que hay en su país», acotó.

A modo de colofón, el exalcalde pidió a las autoridades permitir la llegada de unidades interurbanas al terminal de pasajeros de San Antonio del Táchira, pues solo están autorizando el arribo de rutas suburbanas, lo que significa una tranca para el visitante o usuario.